Aprender a Mirar

0
73

Mi papá es agricultor , cuando sale a caminar por el campo el mira, observa y siente su entorno. Como buen hombre de campo, mi papá no era y no es una persona muy cercana a decir cumplidos, pero quizá del único del cual me puedo acordar desde niña es: ¨bien observado¨!

Cuando mi padre decía esto, era un momento de felicidad máxima.

Bien observado, eso significaba haber mirado, sentido y entendido más que solo haber visto.

Cuando cierro los ojos y pienso en un árbol, aparece la imagen del árbol perfecto en mi cabeza, pero para realmente ver un árbol y conocer un árbol tengo que deshacerme momentáneamente de la imagen y ahora sin prejuicios y mucha curiosidad enfrentarme al árbol real.

Cuantos detalles se revelan cuando observamos con detención, hasta podemos decir que las cosas cambian completamente de aspecto !

Son como capas de conocimiento.

Un árbol tiene forma, tiene textura, grosor, brillo, colores y mas allá de su aspecto físico a demás nos produce sensaciones y emociones. Las estaciones del año cambian el aspecto del árbol, a si que, con solo observar un árbol durante todo un año ya tengo material de sobra para inventar y crear cualquier cosa!

En mi oficio, la cerámica ,también trato de observar los objetos de forma consciente, el peso, el grosor, la textura voluntaria e involuntaria, el color, el brillo hacen finalmente del producto un objeto. Como en general son objetos para utilizar también me gusta observarlos con la sopa o el café que van a contener. Se mantiene el calor ? el color y la textura fueron bien elegidas ? Me produce alegría ?

Observar conscientemente nuestro entorno nos revela una nueva realidad rica en todos aspectos !

Compartir
Artículo anteriorSer Curioso, Creativo
Artículo siguienteTazón Corazón

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here